03/06/2024 Patronato del Alcázar de Segovia

Simulacro de emergencia en el Alcázar de Segovia 6 de marzo de 2024

Un año más, el Patronato del Alcázar, entidad fundada en el año 1951 para salvaguardar el patrimonio histórico y artístico del Alcázar, decidió que para prevenir y evitar otro incendio como el ocurrido hace ciento sesenta y dos años, anualmente se celebrara un simulacro de emergencias donde se comprueba el correcto funcionamiento de los protocolos de seguridad y de sistemas contra incendio instalados en la fortaleza.

Este año la simulación se ha llevado a cabo en respuesta a un fallo eléctrico que provoca un incendio en la sala de tránsito, entre la Torre y el Patio de Armas. El fuego se propaga y el humo asciende por el corredor del Verdugo hasta el Patio de Armas.
Suena la alarma en el centro de control y se procede a la detección visual por cámaras, comprobando que el incendio se ha extendido debido a la gran cantidad de papel almacenado en la sala de tránsito. El vigilante procede a realizar la inspección visual en la Galería del Patio de Armas, comprueba que no se puede apagar con medios propios y se activan los protocolos de emergencia.

Avisada gerencia y decretada la evacuación, se dio aviso a los bomberos y a los servicios de emergencias.

Una vez detectado el lugar exacto del incendio, cuando se está realizando la evacuación de todo el personal, un auxiliar de servicios tropieza y cae por la escalera de la Torre, en el tramo final de la escalera de caracol, sufriendo contusiones que le impiden seguir caminado y llegar hasta el punto de evacuación.

Los bomberos suben hasta la escalera de la Torre para prestar asistencia al trabajador accidentado y lo evacúan hasta el pie de la escalera de la Torre con la ayuda de una lona de evacuación. El resto de la dotación prepara la extinción, empleando el hidrante de la red PCI del patio de Armas para sofocar el incendio en la sala de tránsito.

Los servicios sanitarios acceden a la escalera de bajada de la torre, atienden el traumatismo, estabilizan al trabajador y lo evacúan a la ambulancia para ser trasladada a un centro médico.

Evacuado el edificio, se procede al recuento del personal y a la requisa de los espacios interiores y exteriores.

Finalizada la extinción del incendio, las restauradoras acceden a la fortaleza y determinan que no es preciso realizar acciones de protección del patrimonio, pues no se aprecian daños.

El simulacro tuvo una duración de 25 minutos y se evacuaron a un total de 113 personas. El Patronato contó con la colaboración del Servicio de Bomberos de la capital, la Policía Local y el Servicio de Emergencias de Castilla y León.

El Coronel Alcaide del Alcázar, Ilmo. Sr. D. Rafael de Felipe Barahona, subrayó la inversión que cada año el Patronato del Alcázar realiza en mejorar la seguridad del edificio. Este año resaltó la inversión que se ha hecho en siete pulsadores inalámbricos de incendio, nueve cámaras de videovigilancia sumadas a las noventa y cinco ya existentes y dos sistemas de control y gestión de aforos al ya existente. De las cámaras nuevas que se han instalado podemos destacar, las dos cenitales en la verja (cuentan personas y grabación cenital), una cenital en la cama del Verdugo (torre) y dos cámaras técnicas de control (para controlar si alguien se salta la verja).

La seguridad en general se ha reforzado con otro vigilante más de apoyo al palacio y a la plazuela de la Reina Victoria Eugenia.

El simulacro de emergencia ha permitido evaluar los procedimientos establecidos y mejorar la capacidad de respuesta ante situaciones críticas. El Patronato desea transmitir a los visitantes y a todas aquellas personas que deseen visitar el Alcázar de Segovia que la seguridad de las personas y del edificio es de máxima prioridad y que la institución continuará trabajando para mantener un ambiente seguro y para proteger el patrimonio.