9 enero, 2018 Patronato del Alcázar de Segovia

Los Reyes Magos, un año más, eligieron el Alcázar de Segovia para iniciar su recorrido

Un año más, el Alcázar de Segovia, que otrora fuera residencia de monarcas, fue testigo de la cabalgata que los Reyes Magos de Oriente iniciaron en Segovia.

La noche más mágica del año comenzaba a las siete de la tarde con un espectáculo de luz y sonido proyectado en la fachada de la torre de Juan II.

Pequeños y mayores pudieron disfrutar de un espectáculo de luz y color que narraba como los tres magos de Oriente siguieron la estrella de Belén que les guiaría hasta el lugar de nacimiento de Jesús.

Al término del espectáculo, que culminó con una impresionante pirotecnia, un foco proyectado sobre la terraza de Moros, dirigía las miradas de todos a Melchor, Gaspar y Baltasar, que saludaban felices a todos aquellos que, protegidos bajo sus paraguas, esperaban ansiosos a los Reyes Magos, que convierten, cada año, la víspera del seis de enero en la noche más entrañable y feliz para los más pequeños.

Los Reyes Magos atravesaron el puente del foso saludando y sonriendo, repartiendo ilusión y contagiando de felicidad a su paso.

Cerca de cuatrocientos voluntarios formaban la comitiva que les acompañó desde la plaza de la Reina Victoria Eugenia para recorrer las calles de la ciudad. El recorrido estuvo amenizado por trompetas, clarinetes y tambores