1 noviembre, 2018 Patronato del Alcázar de Segovia

Cómo se pasa la vida, cómo se llega la muerte

Cómo se pasa la vida, cómo se llega la muerte

El Alcázar se sumó a las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Segovia con motivo del Tiempo de Ánimas. La fortaleza organizó visitas guiadas temáticas bajo el título “Cómo se pasa la vida, cómo se llega la muerte”

La muerte de personajes ilustres y las costumbres funerarias de la aristocracia y de la realeza en tiempos pasados han sido los temas elegidos por el Patronato del Alcázar de Segovia para desarrollar las visitas guiadas nocturnas que, con motivo del Tiempo de Ánimas, tuvieron lugar la noche del 31 de octubre.

La visita por diferentes espacios del Alcázar se inició con la lectura de estrofas de composiciones literarias de temática fúnebre, Las cortes de la muerte de Lope de Vega, a las que siguió el recitado de otras en diferentes salas, tales como las Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique, cuyos versos inspiraron el título de las visitas, el auto sacramental de la Danza de la muerte, así como algunas composiciones de Gonzalo de Berceo. Estos versos dieron pie a los guías del monumento para explicar al público asistente cómo eran los ritos funerarios que se llevaban a cabo en la Edad Media, y a relatar a los boquiabiertos visitantes cómo fueron los últimos momentos de las vidas de personajes tan conocidos como Enrique IV, Isabel La Católica, el conde Félix Gazola y los héroes del Dos de Mayo, Daoíz y Velarde.

El sobrecogedor Alcázar y su entorno siempre ha estado envueltos en un halo de misterio. Durante el recorrido, también tuvieron hueco las leyendas construidas en torno al rey Juan II y al condestable D. Álvaro de Luna, al infante D. Pedro de Castilla, a los caballeros templarios de la Vera Cruz y al milagro de María del Salto.

Cómo se pasa la vida, cómo se llega la muerte

Cómo se pasa la vida, cómo se llega la muerte

La parte final de la visita tuvo lugar en el museo del Real Colegio de Artillería del Alcázar y estuvo dedicada al entierro de los capitanes Daoíz y Velarde.“Fue acompañada de la lectura de la oración en memoria de los caídos el 2 de mayo de 1808 en la guerra contra Napoleón pronunciada por el Dr. Agustín Torres en el primer aniversario de la batalla de Monteleón”.

 

Entierro de Isabel La Católica

Con motivo de las visitas guiadas del Tiempo de Ánimas se pudo contemplar la pintura Entierro de Isabel La Católica, óleo sobre lienzo elaborado en 1885 por el autor gaditano Salvador Viniegra y Lasso de la Vega, que habitualmente no se encuentra expuesto a las visitas del Alcázar.

La obra representa el cortejo fúnebre que trasladó los restos mortales de Isabel La Católica desde Medina del Campo hasta Granada en el mes de noviembre de 1504. En un paisaje invernal, cuatro monjes cartujos portan el féretro de la reina, cubierto con un paño negro adornado con las armas reales. Tras ellos, un grupo de monjes y diversos personajes a caballo, entre los que se puede distinguir al rey Fernando y al cardenal Cisneros. Al fondo se divisa una ciudad, posiblemente Medina del Campo.

Entierro de Isabel La Católica, óleo sobre lienzo elaborado en 1885 por el autor gaditano Salvador Viniegra y Lasso de la Vega

Entierro de Isabel La Católica, óleo sobre lienzo elaborado en 1885 por el autor gaditano Salvador Viniegra y Lasso de la Vega

En la pintura se da un buen tratamiento de las masas y se aprecia un buen sentido de la profundidad y del movimiento. Parece que el cortejo fúnebre se dirigiera hacia el espectador. El autor proyecta el primer plano hacia adelante, con una perspectiva dinámica, casi violenta. Más atrás, el resto de los personajes avanzan desde la izquierda del lienzo. La composición resulta armoniosa, pese a su aparatosidad.

Pese a las bajas temperaturas, los visitantes, que habían tenido que apuntarse con anterioridad en el Centro de Recepción de Visitantes, no faltaron a la cita, y las tres visitas programadas iban llenas, incluso hubo gente que se quedó sin poder realizarla.

Cómo se pasa la vida, cómo se llega la muerte

Cómo se pasa la vida, cómo se llega la muerte

Todos los visitantes manifestaron su satisfacción por haber podido visitar el Alcázar desde otro punto de vista y escuchar leyendas e historias de personajes ilustres para muchos de ellos desconocidas.